La red social de los perros: sus traseros

Los perros utilizan el olfato para socializar con otros perros y en sus traseros guardan mucha información.

 

Seguro que te gusta pensar que tu perro quiere salir a pasear sólo para hacer sus necesidades y, de paso, para disfrutar de tu compañía. En parte es cierto pero también es verdad que aprovechará la ocasión para conocer a otros perros.

Las personas rompemos el hielo ante los desconocidos con saludos, simpatía y preguntas. Los perros rompen el hielo oliéndose sus traseros. Viéndoles se podría pensar que simplemente están jugando, pero no, están examinándose, analizando si pueden ser amigos, socializando. Es su lema: dime cómo hueles y te diré si me caes bien.

Los humanos nos beneficiamos del afán de las personas por exhibir sus señas de identidad para conocer a otros humanos. Los perros se benefician de su olfato súper desarrollado. Ellos pueden: su olfato es entre 10.000 y 100.000 veces más sensible que el nuestro. Así que no lo intentes, oler a tu perro no te dará ninguna información importante, sólo te servirá para que él te mire con cara rara.

Los traseros de los perros tienen unas glándulas alojadas en una especie de "sacos anales" que desprenden secreciones que contienen mucha información para el hocico de cualquier perro, que posee un sistema olfativo auxiliar llamado órgano de Jacobson diseñado para la comunicación química y cuyos nervios envían información al cerebro. Vamos, que se puede decir literalmente que entre los perros hay química.

Cuando un perro huele el trasero de otro es capaz de averiguar el género, qué come, sus niveles de estrés y hormonales, su temperamento y hasta de qué humor se encuentra ese día. Podemos decir que el culito de un perro es como el perfil de nuestro Facebook. Dejemos a nuestros perritos que se relacionen disfrutando de su red social canina.

 

 
 

Todo para tu mascota

  • PetsLoverIn S.L.
  • Copyright 2018