Cómo trato yo el parto en la perra

Congreso AVEPA-SEVC 2015

 

COMO TRATO YO EL PARTO EN LA PERRA

 

SIMON MARTI ANGULO

Fundación Once del perro Guía

simonmarti@plutos.e.telefonica.net

Clínica Veterinaria Plutos

 

INTRODUCCIÓN

 

El inicio del parto esta condicionado por las fetos, de forma que si los fetos son poco numerosos, o estos están muertos el parto no se inicia.

Los primeros valores de progesterona que nos indican la proximidad del parto es la disminución de progesterona que baja de 10 a 4 ng/ml aproximadamente a las 48 h antes de que se inicie la fase I del parto

En las perras, el parto se inicia a las 24 h desde que la progesterona disminuye a 2 ng/ml¹,2.

 

ENDOCRINOLOGÍA DEL PARTO

 

Parto normal en los resultados de perra de una cascada compleja de acontecimientos  endocrinológicos. Aunque los mecanismos exactos que conducen a la iniciación del parto no se conocen por completo, esta cascada hormonal

se cree que es iniciada por los fetos. Durante los últimos 5 a 10 días de la gestación, los fetos se estresan, posiblemente por falta de espacio en caso de camadas numerosas o de fetos grandes, o por hipoxia cuando las necesidades fetales de oxígeno son superiores a la capacidad de la placenta de suministrarlo. En respuesta al estrés fetal, la glándula pituitaria fetal segrega la hormona adrenocorticotrópica (ACTH). La ACTH Fetal  induce la secreción de glucocorticoides, principalmente  de cortisol de la glándula suprarrenal fetal. La acción del cortisol sobre la placenta puede causar una  disminución de la producción de progesterona al mismo tiempo que genera un aumento en la producción de estrógenos 12-48 horas antes del parto3.

Tanto el cortisol fetal como los estrógenos, dan lugar a la síntesis de prostaglandinas en la placenta, estas se producen en el miometrio y en las membranas fetales. Las prostaglandinas tiene una potente acción luteolítica, dando lugar a una caída de los niveles de progesterona.

 

PREDICCIÓN DEL MOMENTO DEL PARTO

 

Para una buena asistencia al parto es fundamental conocer cuando este se va a iniciar, de esta forma podremos controlar que el parto se está desarrollando correctamente.

Desde el punto de vista clínico, entre las 12 h a 18 h posteriores a la caída brusca de la progesterona, la temperatura corporal disminuye hasta 1º C, esto coincide con las 12 a 24 h previas al parto.

La progesterona 24 h antes de que se inicie el parto desciende por de bajo de 2 ng/ml¹. De esta forma, independientemente de la fecha de parto calculada, valores superiores a 2 ng/ml de progesterona nos indican  que la gestación no ha llegado a término, con una excepción del Síndrome del cachorro único.

 

MANEJO CLÍNICO DEL PARTO

 

Cuando un feto penetra en el cuello uterino, lo dilata, y provoca el Reflejo de Ferguson intensificándose las contracciones de expulsión, en este momento el feto ya ha rotado y extendido sus extremidades, si el feto no estira su cabeza, no encajará correctamente en el canal del parto y originará una obstrucción, sabemos que es el propio feto el responsable de los cambios de postura, de forma que si un feto muere antes de alcanzar el canal del parto, permanecerá en postura fetal y bloqueará el desarrollo del parto¹.

Los cuernos uterinos se alternan en la expulsión de los cachorros, y es el cuerno que presenta mas cachorros el que inicia la expulsión del primero.

La madre una vez asoma la cabeza del feto a través de la vulva rompe la bolsa amniótica y posteriormente limpia el hocico del cachorro y lamiéndolo rompe las envolturas. Posteriormente corta el condón umbilical con la muela carnicera. La madre sobretodo si es primeriza algunas veces necesita ayuda para romper las membranas fetales y posibilitar la respiración del neonato, en estos casos debemos aspirar el fluido de las vías respiratorias con una jeringa o una pipeta Pasteur¹. Posteriormente frotaremos con energía al cachorro para secarlo y estimular la respiración, ligaremos y cortaremos el cordón y lo desinfectaremos con clorhexidina. Este es el momento adecuado para inspeccionar al neonatos y detectar patologías congénitas, como ausencia de algún miembro, hernias o paladar hendido. Una vez realizada la inspección colocaremos a los neonatos en una incubadora o en un ambiente cálido, alrededor de los 32º y los acercaremos a la madre lo mas pronto posible para asegurar la ingestión del calostro   

La duración de la fase II del parto es muy variable dependiendo de la raza y del número de cachorros, algunas perras terminan de parir en pocas horas  mientras que otras pueden tardar hasta las 12 horas¹.

La tercera fase del parto es la expulsión de las placentas, la expulsión placentaria es irregular, aunque normalmente ocurre a los 15 minutos del nacimiento de cada cachorro, puede acompañar al siguiente cachorro e incluso se pueden retrasar  24 horas.

Nosotros aconsejamos controlar durante el parto el ritmo cardiaco por cada feto, ya que de esta forma podemos evaluar si existe sufrimiento fetal. La frecuencia cardiaca normal de los fetos durante la gestación varia entre 170 y 320 latidos por minuto, un aumento espontáneo del latido cardiaco se produce con el movimiento del feto. Como regla general podemos decir que el feto debe tener el doble de los latidos cardiacos que tenga la madre durante la ecografía. Los fetos con menos de 130 ppm, tiene una supervivencia muy baja si no son expulsados en dos a tres horas, y los fetos con menos de 100 ppm necesitan una cesárea inmediata3 para que puedan sobrevivir.

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA.

 

1  Marti, Simón:  El parto en la perra y en la gata. En: Reproducción y neonatología canina y felina, Editorial Servet, 2011: pp 67-80

2. S.D. Pretzer. Medical management of canine and feline dystocia. In Canine and Feline Theriogenology. Philadelphia, SD Pretzer, 2008, pp 332-336

3.  Margaret V. Root Kustritz,: En Small Animal Theriogenology. Elsevier Science Inc, 2003,  pp  241-255

 

 
 

Todo para tu mascota

  • PetsLoverIn S.L.
  • Copyright 2018